¿Qué hacer al respecto?
Motor sucio

Alcances sobre la suciedad en el motor

Con el paso del tiempo y la cantidad de kilómetros recorridos el motor de nuestro vehículo puede ir acumulando una cantidad de suciedad significativa que puede llegar a causar numerosas averías en el bloque motor.

Por tanto, es importante mantener una buena limpieza en el mismo para prevenir futuras complicaciones en los distintos elementos que lo forman.

La acumulación de polvo y las pérdidas de aceite pueden agregar una capa sólida de suciedad que acabe por deteriorar el motor del vehículo acelerando el final de su vida útil. Mantener el compartimento del motor limpio, es por tanto, otro modo de ahorrar en reparaciones.

El polvo y las grasas adheridas a este elemento afectan de forma significativa a la temperatura provocando recalentamientos interiores y exteriores que deteriorarán a largo plazo a numerosos componentes.

La subida de temperatura puede ocasionar repercusiones especialmente graves en determinados elementos que se encuentran en contacto con el bloque motor como los que os describimos a continuación:

• El radiador: la suciedad provocará aquí fallos en el sistema de refrigeración que puedes causar graves problemas en carretera.

• El condensador de aire acondicionado: en este caso nos enfrentamos a un aumento de temperatura que afectará al interior del vehículo incapacitando la función del aire acondicionado.

• Gomas y plásticos: el polvo mezclado con el aceite o las grasas desprendidas por el motor pueden dañar seriamente a elementos como los manguitos de agua o el cableado del sistema eléctrico.

Es imprescindible que nuestro vehículo pueda funcionar a una temperatura óptima siendo capaz de disipar el exceso de temperatura que emite el bloque motor para que no interrumpa el funcionamiento de ningún componente ni se inhabiliten las funciones de los mismos.

Recomendado para ti