Una réplica con mucha actitud

Una réplica con mucha actitud

Muchas personas son adictas a la velocidad y potencia de los autos. Por ello, en reiteradas ocasiones modifican sus autos al punto de convertirlos en verdaderos Frankenstein del automovilismo.

Este es un caso similar. No llega a ser una monstruosidad, pero no está muy lejos. Esta réplica del Mustang GT500 Eleanor se tomó muy en serio las carreras de cuarto de milla, batiendo esta distancia en poco más de 6 segundos. 

¿Cómo es esto posible? Bueno, gracias al motor V8 Twin-turbo puede producir 1500 caballos de fuerza. Con ello, este dragster basado en un Mustang GT500 de 1967 fue capaz de recorrer la distancia de 1320 pies e solo 6.56 segundos a una velocidad de 353 km/h, durante la competencia en el Maryland International Raceway.

No te pierdas el video. 

Fuente: Autocosmos

 

Recomendado para ti