caja CVT
caja CVT

Ventajas y desventajas de una caja CVT

La transmisión CVT (o transmisión continuamente variable) utiliza una tecnología que emplea –a diferencia de las cajas de cambios automáticas- poleas en lugar de engranes en su funcionamiento mecánico.

Las cajas de cambios funcionan por lo general con engranes que modifican la marcha haciendo un cambio de dientes (del ensamble), cuando se modifica la velocidad a la que se conduce. Este movimiento de dientes implica una leve variación en la eficiencia del motor, pues la transmisión del motor se interrumpe por un instante con cada cambio.

La transmisión CVT evita esta leve pérdida de potencia haciendo las marchas más suaves debido a que mantienen el incremento de la velocidad de los vehículos constantemente, gracias a que las poleas mantienen las revoluciones y el régimen de potencia de forma constante.

En lugar de hacer el cambio mediante engranes dentados, utiliza el sistema de poleas para hacer funcionar la transmisión de forma constante. Sin interrupción.

Ventajas
Las principales ventajas de este tipo de transmisiones son la eficiencia de combustible. Además, permite una aceleración suave y más responsiva. Son particularmente eficientes en la ciudad, donde es necesario detenerse y acelerar en repetidas ocasiones.

Desventajas
Uno de los problemas que más reportan los usuarios de este tipo de transmisión es la sensación de aceleración sin control. Normalmente se debe a que el sistema no tiene posiciones, por lo que “comienza” a acelerar donde se quedó, lo cual puede sonar a que el auto está más revolucionado. Además, el alto grado de automatización puede requerir servicios especializados al menor problema. Lo ideal es tener un plan de mantenimiento para evitar descomposturas mayores.

 

Recomendado para ti