Sistema de inyección
Ventajas de los sistemas de inyección

Ventajas de los sistemas de inyección

A diferencia del sistema de carburación, los inyectores regulan mejor el flujo de combustible haciendo que la entrada de aire coincida con el flujo de gasolina antes de entrar al motor.

Otra diferencia con el sistema de carburado, que básicamente introduce en los cilindros a chorro, es decir, no cubre toda la superficie por igual. La inyección permite cubrir todas las zonas de la cámara interna, donde van alojados los cilindros, consiguiendo así una explosión armónica. 

“Desde finales de los 80´s empezaron a fabricarse los primeros autos con sistema inyectado que hacen que el rendimiento del combustible sea mucho mejor”, explica Claudio Rivero, mecánico de Euroworks Motors.

Los gases que expulsan los motores de inyección son menos contaminantes. Al suministrarse la gasolina en proporciones adecuadas, los gases son más refinados y controlados. De ahí viene la típica expresión de “va rico en gasolina”. Si el lector tiene la oportunidad de ver un coche de carburación, los olores del escape a veces van algo cargados y es exactamente ese el principio por el que se rige dicho comentario.

Por último, pero no menos importante, los motores de inyección logran incrementar antes la temperatura del motor gracias al correcto suministro de combustible. Los motores de carburación al distribuir desde el momento de arranque, grandes cantidades de gasolina, no consiguen un arranque rápido, pues no cubren bien todas las superficies desde el principio y, además, el ralentí es muy inestable. Y cuando un motor va a tirones, necesitará mucho tiempo para alcanzar su temperatura adecuada de funcionamiento.

 

Recomendado para ti

Trademark

Trademark

Trademark

Trademark