Mantenimiento de un auto

Preservar tu auto a pesar de los años

El punto final no llega con la compra del auto, todo lo contrario, es el punto de inicio. El cuidado de un auto requiere dedicación y prevención para que a pesar de los años, el vehículo se encuentre externamente apreciable e internamente excelente. Los mantenimientos pueden llegar a ser simples si es  tomado en cuenta a tiempo.

El motor es uno de los principales afectados cuando el vehículo es nuevo, cada 5 mil Kilómetros se debe verificar el filtro de aire. Esta pieza debe cambiarse regularmente para evitar que el motor del vehículo sea forzado y las impurezas dañen los cilindros.

Las Bujías son las encargadas de producir la chispa que hará que el aire y el combustible tengan un buen funcionamiento y muevan los pistones. Normalmente suelen ser cambiadas cada 10 mil kilómetros para evitar fallas. Cuando falla el punto de electrodo en una bujía ocasiona que el auto tenga problemas en el arranque y por ende el consumo de combustible aumente.

El aceite al igual que su filtro, son dos elementos que deben cambiarse cada 5 mil kilómetros. Pasado ese kilometraje el aceite pierde todas sus propiedades aditivas y se convierte en un líquido sin utilidad para el vehículo. La viscosidad del aceite que debe utilizar el auto depende directamente del kilometraje. A más recorrido, más denso deberá ser el aceite.

En un mantenimiento de frenos, lo ideal es que se haga cada 5 mil kilómetros para evitar fallas que puedan ser fatales. Además, se debe hacer una limpieza completa, ya que el asbesto suele acumularse y ocasionar un mal funcionamiento.

En las llantas, lo recomendable es hacer la rotación de los neumáticos cada 5 kilómetros, además de un correcto balanceo y alineamiento para evitar el desgaste irregular y las vibraciones de la dirección a altas velocidades. La presión de los neumáticos debe ser revisada para mantener el correcto funcionamiento y estos dependerá de acuerdo al perfil del neumático.

Recomendado para ti