Los perjuicios de utilizar gasolina de menor octanaje al recomendado
Los perjuicios de utilizar gasolina de menor octanaje al recomendado

Los perjuicios de utilizar gasolina de menor octanaje al recomendado

En cada ficha técnica o manual de un vehículo se indica el octanaje que debe tener la gasolina como mínimo para que el motor tenga un funcionamiento correcto y no se averíe.

La gasolina del mercado tiene octanajes de 84, 90, 95, 97 y 98, empezando por el de menor calidad y terminando por el de calidad más alta.

José San Martín, docente de mecánica automotriz de Idat, explica que “utilizar gasolina de menor octanaje genera un desgaste prematuro del motor porque se originan vibraciones que van a ir acelerando este desgaste, incluso se pueden llegar a romper los pistones”.

Es decir, si un vehículo necesita gasolina de 90 octanos y se utiliza regularmente una de menor como la de 84, va a tener perjuicios en el motor, originando el envejecimiento de este de una forma muy rápida.

El también ingeniero automotriz, José San Martín indica que “la gasolina de 84 tiene plomo, lo primero que va a hacer es obstruir el catalizador”.

Por el contrario, utilizar gasolina de mayor octanaje al recomendado no va a dañar el motor, pero tampoco hará que se potencie más o se conserve mejor, simplemente será un gasto innecesario de dinero.

Finalmente, el docente de mecánica automotriz, afirma que utilizar una gasolina de menor octanaje “además va a ocasionar un pre encendido, originando vibraciones y por ende desgaste, en resumen, el motor va a envejecer más rápido, esto va a ameritar una reparación general del motor”.

Recomendado para ti