Averías en el colector
Colector de admisión

Averías en el colector de admisión

Cuando el colector de admisión se encuentre obstruido o muy sucio y también cuando existan fugas en el sistema, el rendimiento del motor será ineficiente y podría verse gravemente afectado haciéndose notable la pérdida de potencia, los tirones durante la marcha e incluso deficiencias en el funcionamiento del turbo.

Paradas de motor:

Uno de los síntomas más frecuentes a la hora de detectar un colector de admisión en mal estado son las continuas paradas del motor cuando levantamos el pie del pedal del acelerador.

Esto suele ocurrir porque la excesiva suciedad impide que la mezcla de combustible y aire penetre en los compartimentos de motor, pues sin el correcto flujo el motor dejará de funcionar y se parará.

Fallos en los cilindros del motor:

La suciedad y los residuos acumulados en el colector de admisión también pueden afectar seriamente a los cilindros del motor inutilizándolos. De esta forma, cuando la suciedad del colector obstruya la entrada de aire por alguno de los cilindros éste dejará de funcionar y el motor compensará su pérdida.

En estos casos y puesto que es una deficiencia con la que el motor puede seguir funcionando, no advertiremos problemas graves aunque sí que podremos identificar el típico ruido que denota problemas en un cilindro.

Carraspeos en el motor:

Cuando la mezcla de combustible y aire sea insuficiente y esté provocada por la acumulación de suciedad en el colector de admisión, notaremos carraspeos en el motor durante su funcionamiento.

En caso de que las cantidades de combustible y aire que reciben los cilindros sea insuficiente por motivos de obstrucción el motor carraspeará, perdiendo eficiencia y aumentando su consumo.

Carbonilla en el sistema de admisión:

La acumulación de carbonilla en el colector de admisión es muy frecuente, puesto que el aire caliente oxida progresivamente la mezcla de combustible creando un residuo que se desarrolla dentro de los tubos de colector.
La carbonilla es un material de aspecto similar a la goma y puede adherirse a cualquier elemento del motor como inyectores, cilindros, pistones o cualquier rincón del propio colector de admisión.

 

Recomendado para ti