Alineamiento de las ruedas

Alineamiento de las ruedas

Al hablar de alineación de un coche, lo que se contempla básicamente es que todos los componentes pertenecientes a la suspensión y dirección del vehículo se encuentran en óptimas condiciones de funcionamiento y no producen una desviación en el andar.

 

Componentes del sistema de Suspensión y Dirección Automotriz

 

Una alineación correcta proporcionará un desgaste uniforme de los neumáticos, un andar más preciso y, por ende se alargará la vida útil de muchos componentes de la suspensión, además de los neumáticos.

Por el contrario, un desgaste desigual de los neumáticos (tanto traseros como delanteros) provocará no solo inestabilidad al cambiar de dirección, sino que dificultará demasiado la maniobrabilidad.

El proceso de alinear un coche comprende básicamente que las llantas y los neumáticos trabajen en forma perfectamente paralela, contemplando además diversos ángulos:

Ángulo de inclinación de las ruedas: Conocido también como Camber es la inclinación de la rueda con respecto a la vertical, contemplando el vehículo en su longitud.

Ángulo de convergencia: Con una vista superior del vehículo, las ruedas deben presentar un paralelismo perfecto, evitando que apunten hacia el interior (convergencia) o hacia el exterior (divergencia)

Ángulo de inclinación del eje: llamado también Caster. Al girar el volante, las ruedas realizan un movimiento sobre un pivote unido a la suspensión del vehículo; este ángulo será entonces el que forma la rueda con el pivote, comparado a una línea imaginaria vertical que pasará por el centro de la rueda, visto lateralmente.

Por: Lic. Juan Rafael, Vílchez Sánchez.

 

Recomendado para ti