Si deseamos viajar con nuestro vehículo distancias largas por carretera es necesario hacer un mantenimiento preventivo.

¿Cómo preparar nuestros neumáticos para viajes largos?

Si deseamos viajar con nuestro vehículo distancias largas por carretera es necesario hacer un mantenimiento preventivo. Parte importante de ese mantenimiento son los neumáticos, debido a que es una de las piezas del vehículo que se desgastan con mayor frecuencia, por ello, necesitamos que ese desgaste sea el menor posible si se piensa recorrer largas distancias.

Entonces, la presión que deben tener las llantas es muy importantes. Los neumáticos con baja presión de inflado se sobrecalientan, consumen más carburante y se gastan más deprisa. Asimismo, el exceso de inflado acorta la vida útil del neumático, disminuye la adherencia e influye en el comportamiento del vehículo.

Según la compañía francesa creadora de neumáticos Michelin, por ejemplo, menciona que una llanta con una presión de un 20% por debajo de lo establecido dura un 20% menos. Esto significa una pérdida de 8.000 km en una distancia potencial de 40.000 km.

Los fabricantes de neumáticos recomiendan:

• Seguir las recomendaciones, en lo que se refiere a las condiciones de uso: cargas/velocidades, entre otros. 

• Comprobar las presiones cuando los neumáticos estén fríos (si has recorrido menos de 4 km). 

• Si los neumáticos están calientes cuando se comprueban, hay que añadir 0,3 bar a la presión recomendada por el fabricante del vehículo. Es conveniente volver a comprobar las presiones cuando los neumáticos estén fríos.

• No desinflar nunca un neumático caliente.

• Aunque los neumáticos estén inflados con nitrógeno hay que seguir comprobando frecuentemente las presiones y el estado general del neumático.

Finalmente, es necesario revisar si tenemos el neumático de repuesto e inspeccionar que este en buen estado para poder usarlo en cualquier emergencia.

 

Recomendado para ti