Ford y Purdue llevan los tiempos de carga de vehículos eléctricos a otro nivel

Ford y Purdue llevan los tiempos de carga de vehículos eléctricos a otro nivel

Investigadores de Ford y la Universidad de Purdue, en Estados Unidos, están dando el primer paso para transformar la recarga de vehículos eléctricos, haciéndola simple y mucho más rápida.

Ambos grupos están trabajando para desarrollar un nuevo cable de estación de carga, en espera de patente, que podría combinarse con la actual tecnología que se utiliza, facilitando así la transición hacia dichos modelos eléctricos y una recarga sin interrupciones.

“Actualmente, podemos decir que los cargadores están limitados por la rapidez en la que pueden recargar la batería de un vehículo eléctrico debido al riesgo de sobrecalentamiento", comentó Michael Degner, líder técnico de Investigación e Ingeniería Avanzada de Ford. "Entre más carga necesite el vehículo, la cantidad de calor que debe eliminarse para mantener funcional el cable es mayor."

Los investigadores de Purdue se están enfocando en desarrollar un nuevo método de enfriamiento a través de un cable de carga que es capaz de ofrecer una corriente mucho más potente. Se utiliza un líquido como agente refrigerante, ayudando a extraer calor del cable. La diferencia entre esta tecnología y la que se ocupa actualmente en el mercado, es que transforma el líquido en vapor.

En el futuro, este descubrimiento podría brindar mucha más energía que los sistemas de carga que se ofrecen actualmente, haciendo posible un menor tiempo de espera en las estaciones. Los investigadores calculan que próximamente los vehículos eléctricos se podrán cargar tan rápido como en las gasolineras que conocemos para los vehículos convencionales.

La idea de esta tecnología se originó gracias a la comprensión del equipo de Ford y Purdue sobre los desafíos que se enfrentan para conseguir cargas más rápidas. Los equipos siguen trabajando en los últimos detalles y obteniendo la retroalimentación de las áreas de interés en el proyecto.

"El tiempo de carga de un vehículo eléctrico puede variar, desde 20 minutos hasta una hora, lo que podría desanimar a las personas que están considerando comprar uno de estos modelos", agregaron Issam Mudawar, Betty Ruth y el profesor de ingeniería mecánica de la Universidad de Purdue, Milton B. Hollander.

"Ford está comprometido en facilitar la transición hacia la electrificación", dijo Michael Degner. "Y nos complace trabajar con el equipo de investigación de Purdue, pues sabemos que tiene el talento para hacer que la adquisición de vehículos eléctricos sea mucho más atractiva y accesible", enfatizó.

Talento joven y electrizante

La colaboración entre Ford y Purdue es parte de cientos de alianzas estratégicas que la empresa tiene con universidades en todo el mundo. Con estas acciones, se brindan a los estudiantes oportunidades para trabajar en retos reales, desarrollando nuevas habilidades mientras conocen Ford y la convierten en una opción para sus carreras.

“Este tipo de investigaciones las vemos como un beneficio para nosotros y el futuro de la electrificación”, mencionó Ted Miller, gerente de Subsistemas de Electrificación e Investigación de Suministro de Energía de Ford. "Los estudiantes se involucran, les gusta el trabajo que están haciendo y nosotros obtenemos una inversión constante en nuestros laboratorios.”

"Ford ha participado activamente en la investigación de baterías y vehículos eléctricos desde los días de Henry Ford y Thomas A. Edison", precisó Miller. “Hemos obtenido más de 2,500 patentes estadounidenses en tecnologías de electrificación y tenemos más de 4,000 pendientes. Trabajar con el profesor Mudawar y sus estudiantes es perfecto para seguir avanzando hacia el futuro".

Recomendado para ti