El SPLITR intimida en el SEMA Show

El SPLITR intimida en el SEMA Show

Como ya es característico en el SEMA show, clásicos modelos de autos son modificados por diversas compañías, creando así unas máquinas únicas. Ese es el caso de este Ford Mustang Fastback de 1965, que fue remodelado por los RingBrothers, una empresa estadounidense dedicada a realizar modificaciones.

Este Mustang Fastback ha sido apodado SPLITR, y como todos los trabajos de estos hermanos, respeta mucho el diseño original del vehículo. Sin embargo, no crean que solo es maquillaje lo que se le realiza. Aunque no lo parezca, esta máquina ha sufrido sutiles recortes en su carrocería que permiten que la imagen del Mustang permanezca vigente. 

Los detalles interiores no dejan nada a la suerte y por fuera, sus enormes llantas de 18 pulgadas en el eje delantero y 19 en el eje trasero le otorgan una personalidad única. Sin embargo, bajo el capó se encuentra la mayor sorpresa. Un enorme y llamativo motor V8 Windsor de 427 pulgadas cúbicas, es decir, 7 litros. Este asociado a una caja deportiva Tremec de seis velocidades hacen de este Mustang una pieza única.  

Fuente: Motor y Racing

Recomendado para ti

Trademark

Trademark

Trademark

Trademark