¿Qué son, tipos y para qué sirve una bujía?

¿Qué son, tipos y para qué sirve una bujía?

Son las encargadas de producir la chispa que inflama la mezcla de gasolina o gas con aire, lo que produce una explosión en el interior de un motor.

Cada fabricante de motores de acuerdo con el diseño del mismo, de la potencia, del torque que desea extraer de este y del cumplimiento de las premisas de lograr bajo consumo de combustible y normas ambientales, elige la bujía adecuada.

Estos son los tipos de bujías que usan los vehículos:

Calientes

Tienen la punta del aislador muy larga y el recorrido del calor no tan rápido, por lo que evacua poco calor de la cámara de combustión a la culata. Estas conducen el calor con lentitud y se mantienen calientes. Un vehículo que solo hace recorridos cortos en la ciudad, necesita bujías más calientes para quemar los depósitos de carbón que tienden a formarse en el interior de las cámaras de combustión.

Frías: 

Tienen la punta del aislador corta, y el recorrido del calor es muy corto, por lo que evacúa mucho calor de la cámara de combustión a la culata. Estas conducen el calor con rapidez y se mantienen más frías. Son ideales  para vehículos que se utilizan principalmente en carretera y circulan poco por ciudad.

Una bujía no es fría o caliente por la temperatura que alcanza, sino por el calor que transmite. 

 Resulta adecuado elegir una bujía fría para largos recorridos, altas velocidades o conducción con carga en los que la disipación de calor es esencial, y elegir calientes para evitar depósitos de hollín en las cámaras de combustión cuando se conduce por trayectos cortos o con arranques y paradas frecuentes.

Grado térmico

 Se determina  por la longitud del aislador central y tiene relación con su capacidad para absorber y transferir calor.

¿Cuándo se deben cambiar las bujías?

Se deben cambiar siguiendo las recomendaciones del fabricante del motor, pero por lo general la sustitución se hace después de recorridos unos 15 mil kilómetros. En las bujías nuevas su electrodo debe ser calibrado a la medida recomendada en el manual de servicio del vehículo para que funcionen de forma óptima. Una bujía con su electrodo sucio o gastado aumenta el consumo de combustible.

Editado por: Lic. Juan Rafael, Vilchez Sanchez.  

Recomendado para ti

Trademark

Trademark

Trademark

Trademark