El sistema de ayuda de frenado más conocido es el ABS, pero existen otros sistemas que mejoran la frenada y se complementa con el ABS; estos sistemas vienen incluidos en la mayoría de vehículos de gama media y alta.

Distribuye el frenado con el sistema EBD

El sistema de ayuda de frenado más conocido es el ABS, pero existen otros sistemas que mejoran la frenada y se complementa con el ABS; estos sistemas vienen incluidos en la mayoría de vehículos de gama media y alta.

¿Pero por qué es importante obtener más ayuda en el frenado? El peso soportado por las ruedas del auto no está repartido uniformemente a la hora de la conducción, razón por la que los puntos que sostienen más peso también necesitan más fuerza para ser frenados, y como son cambiantes se necesita un sistema que ayude a detectar que rueda necesita tener mayor fuerza de frenado en un momento indicado. El sistema que logra esto se llama EBD (distribuidor de la fuerza de frenado electrónicamente)

El EBD es capaz de detectar los parámetros de fuerza de frenado de forma instantánea y cambiar los valores de fuerza y potencia, al instante.Luego de ello, este dispositivo reparte la fuerza del frenado entre las ruedas delanteras y traseras para lograr una eficiente detención del vehículo. El sistema calcula si el reparto es adecuado a partir de los mismos sensores que el ABS.

¿En qué se diferencia del ABS? Ambos sistemas en conjunto actúan mejor que el ABS en solitario, ya que éste último regula la fuerza de frenado de cada rueda según si ésta se está bloqueando, mientras que el reparto electrónico reparte la fuerza de frenado entre los ejes, ayudando a que el freno de una rueda no se sobrecargue y el de otra quede casi inutilizado.

Recomendado para ti