Balancines

Los balancines son poco conocidos por la mayoría de las personas que tiene su automóvil, o pasan desapercibido pues son unas piezas mecánicas en forma de palanca pequeñas cuya única función es transmitir directa o indirectamente el movimiento de la leva a la válvula.

Pero este pequeño componente del motor es esencial para el buen funcionamiento de las válvulas de admisión y escape, por consecuencia para la buena administración de mezcla aire-combustible, que a su vez se ve reflejada en la potencia indicada que entrega la volante del motor.

Los balancines poseen un mecanismo de regulación constituido por un esparrago roscado y una tuerca blocante, que sirve para exista una holgura entre la válvula y el balancín. Esta es necesaria para que en condiciones de funcionamiento normales, al dilatarse los materiales por el efecto térmico provocado por las altas temperaturas, no que un espacio de apertura en la válvula en su estado de reposo o cierre.

Los balancines están ubicados sobre un eje que se llama “eje de balancines” que está ubicado en la culata, y posee una serie de orificios interiores que sirven para engrasar la zona de basculación del balancín.

Tienen en su extremo donde se comunica movimiento, un resorte de recuperación con el objetivo de regresar el balancín a su posición inicial cuando la varilla ya se ha bajado de la leva.

Existen dos tipos de balancines

Balancines basculantes: es empleado en motores que usan varillas empujadoras, por uno de sus extremos recibe el empuje y por otro lo transmite, siendo el movimiento basculante en el centro de este.

Balancines oscilantes: empleado en motores con árbol de levas, en este caso el movimiento lo recibe directamente el balancín en su zona central, basculando en un extremo y por el otro extremo transmitiendo el movimiento.

Revisión de desgaste y calibración

Para realizar la revisión de desgaste se desmonta el eje de balancines y se sacan los balancines. Se revisan el desgaste de las varillas de empuje, en caso de desgaste se reemplazan. Finalmente se vuelve a instalar el eje de balancines  y se aseguran los tornillos.

Y para realizar el ajuste de válvulas con un calibrador de lainas, primero se ubica el pistón número uno y se coloca en tiempo de compresión lo cual va a significar válvulas cerradas, se pone la válvula entre la laina y el balancín, se afloja la contratuerca y se calibra apretando o aflojando el tornillo de ajuste, una vez calibrado se aprieta la contratuerca y se continua con el siguiente cilindro.

Tipos de balancines según su brazo

El brazo del balancín puede cambiar en relación de su radio de acción, aumentan el efecto de la leva en la proporción para la que fueron fabricadas. Existen varios tipos en el mercado:

- Balancines de 1.1:1 (originales)

- Balancines de 1.1:1 (rígidos)

- Balancines de 1.25:1

- Balancines de 1.4:1

- Balancines de 1.5:1

Posibles problemas

- Ruido en balancines

Causas posibles: eje de levas roto, solución: compruebe y cambie el eje de levas.

Causas posibles: balancines gastados o rotos, solución: cambia los balancines, comprueba las válvulas, rotadores. Si hay elementos rotos saque el cárter y compruebe si hay restos de estos.

- Ruido de golpeteo en balancines

Causas posibles: exceso de holgura en válvulas, solución: ajusta las válvulas a las especificaciones del fabricante.

Causas posibles: muelles de válvulas rotos, solución: cambiar los muelles rotos.

Causas posibles: falta de aceite en los balancines, solución: comprobar que llegue aceite suficiente a los balancines.

 

 

Recomendado para ti